Saltar al contenido

Ahuehuete – ciclo de vida, características y cuidados

Ahuehuete
Ahuehuete – ciclo de vida, características y cuidados
5 (100%) 1 vote

El ahuehuete, es un gran árbol frondoso con una importancia que recae en su longevidad. Este es principalmente conocido por tener la capacidad de vivir hasta unos 2000 años, lo que hace que muchas personas tengan creencias espirituales alrededor de esta especie arbórea.

Su reproducción se da de manera bastante fluida; crece a orilla de ríos y arroyos en los que están sus profundas raíces, por lo que se alimenta por sí solo. Este tiene características bastante grandes, en los que su altura es la más impresionante. Además, su tronco es uno de los más gruesos entre todos los árboles del mundo.

¿Qué es?

El ahuehete es un árbol que así como el resto de su familia cupresácea, se conforma por hojas y madera aromática. Esta especie de los arbóreos es nativa de México, pero también se localiza en el sur de Texas, al noroeste de Guatemala e inclusive en algunas ciudades de España.

Su nombre científico es taxodium hueguelii, pero se conoce mejor como taxodium mucronatum. Su origen está remontado a la era mesopotámica, puesto que el ahuehuete es totalmente longevo y alcanzan los miles de años de edad.

Su condición es perenne, es decir, que al igual que el pino, eucalipto y abedul, no pierde su follaje en ninguna estación del año. El ahuehuete entra en la clasificación de los árboles llamados “siempre-verde”.

Este árbol que no envejece, es llamado también sabino, ciprés mexicano, tule, ahuehué, ciprés de Moctezuma, pero el nombre más popular que hasta ahora le han dado los mexicanos y demás conocedores es ahuehuete.

Características

Las medidas de los ahuehuetes son bastante amplias debido a que se caracterizan principalmente por vivir hasta unos dos mil años, tiempo en el que tienen la capacidad de desarrollarse hasta enormes alturas.

Hojas y piñas

Las hojas de este frondoso árbol están ordenadas de manera espiral. Miden aproximadamente unos dos centímetros de largo con dos milímetros de diámetro. Estas se sitúan de manera superpuesta horizontalmente en dos filas. En el caso de las piñas, tienen forma oval y miden aproximadamente de 2cm a 4cm de largo.

Semillas

La razón que da vida a los ahuehuetes son sus semillas, ya que es de donde nacen. Tienen una forma triangular, angulosa o a veces redonda, pero son de un tamaño bastante pequeño que oscila entre ocho y nueve milímetros.

Se reconocen por ser de color café oscuro o rojizo y se producen durante todo el año.

Tronco

El tronco del ahuehuete es lo que más lo caracteriza, ya que es de gran tamaño. De diámetro, este puede medir desde 2 hasta 18 metros de ancho y en cuanto a su altura, se han registrado que alcanzan los 43 metros.

Hábitat

Usualmente el ahuehuete crece en lugares en donde el agua es abundante, así como los ríos, arroyos o riachuelos permanentes, en donde las raíces de este árbol se sumergen durante todo el año.

Usos

El principal uso que tiene el ahuehuete es de valor espiritual, ya que este arropa múltiples creencias adoptadas por los mexicanos las cuales se basan en la magia que dicen que posee. Algunas personas visitan de manera respetuosa a los más antiguos y le ofrendan una corona de flores como muestra de su creencia.

Parte de las costumbres, es que sus creyentes se mojen la cabeza con el agua que brota de la raíz del ahuehuete para llamar la suerte a sus vidas.

Sin embargo, no se escapa de ser utilizado para fines medicinales. Su corteza, es quemada para curar afecciones cutáneas como quemaduras, heridas, úlceras y escorias, ya que actúa como un cicatrizante natural de uso tópico.

En el caso de las hojas, es ingerida a manera de infusión para aliviar enfermedades estomacales que producen diarrea, problemas de circulación, enfermedades cardíacas, hidropesía y hemorroides.

Cuidados

Debido a que es un árbol que crece prácticamente gracias a su cercanía al agua, el ahuehuete necesita de una constante hidratación para que pueda crecer de manera sana y permanecer siempre frondoso.

Sin embargo, tiene cierta capacidad de adaptabilidad que le permite soportar sequías poco intensas.

Como no es un árbol que crece de forma doméstica, los cuidados del ahuehuete son propios de la madre naturaleza, es por ello que duran tantos años de vida.

Reproducción

La reproducción de los ahuehuetes es ocasionada gracias a las semillas que están dentro de las piñas. La única forma en la que estas semillas pueden esparcirse para lograr su reproducción es debido al viento y la brisa. Si éstas caen en lugares propicios para su crecimiento, germinarán hasta alcanzar un metro los primeros doce meses.

Por esta forma de reproducción es que los ahuehuetes se pueden ver en grandes galerías de árboles, es decir, uno muy cercano al otro.

Ciclo de vida

El ciclo de vida de los ahuehuetes es uno de los más increíbles de todos los arbóreos, ya que es difícil ver un ejemplar que muera. Asemejado con su reproducción, su ciclo se basa en crecer de manera sana para producir semillas que permitan la expansión de otros árboles.

Luego de cumplir esa función muchas veces (dependiendo del ecosistema en el que estén) los ahuehuetes pueden vivir por miles de años. Estos mueren cuando dejan de producir semillas y al dejar de ser perennes, pierden poco a poco su follaje hasta que se secan por completo.

Es importante destacar que son pocos los casos que se conocen de ahuehuetes secos, ya que como tienen una expansión tan grande, si uno muere ya está sustituido por cientos de árboles más.

Curiosidades

  • Un ahuehuete es el árbol más antiguo conocido hasta ahora en la ciudad de Madrid, España.
  • Existe un ejemplar que tiene 2000 años de vida, ubicado en el cementerio de la Iglesia de Santa María de Tule, en el Estado de Oaxaca, México.
  • En este “Árbol de Tule” pueden tomar sombra hasta 500 personas.
  • Fue decretado como árbol nacional de México en el año 1921, en conmemoración de los 100 años de independencia y debido a su importancia en la cultura prehispánica.
  •  Los ahuehuetes se agrupan y forman grandes galerías de árboles.
  • Es un gran atractivo para los turistas que visitan las zonas en donde habitan.