Saltar al contenido

Clavel del Aire: Características, Cuidados, Reproducción

Clavel del aire
Clavel del Aire: Características, Cuidados, Reproducción
5 (100%) 1 vote

Los claveles son hermosas flores utilizadas para decorar jardines. Existen numerosas variedades y hoy conoceremos todo lo necesario sobre el clavel del aire, una de las variedades más hermosas de este género de plantas.

¿Qué es?

Su nombre científico es Tillandsia y es un género de plantas que son en su mayoría, epifitas, es decir, crecen sobre otras plantas pero, no las parasitan. Se las encuentra en los desiertos, montañas y bosques de América del Sur, el sur de Norteamérica y en Centroamérica.

Al ser epifitas sujetan enlazadas a las raíces de los arboles pero, toman los nutrientes del aire a través de sus hojas.

Características

Las especies de Tillandsia o clavel de aire son epifitas, crecen normalmente sobre otras plantas. También pueden ser son litófitas, es decir, crecen sobre rocas, tejados, líneas de teléfono, entre otras superficies. Son raras las variedades que crecen sobre la tierra.

Existen también variedades verdes y variedades grises.

Verdes

Requieren de climas templados y lluviosos a la sombra, sobre la tierra o sobre los árboles.

Grises

Crecen en áreas subáridas o subhúmedas. Prefieren el sol y crecen en árboles y rocas. Su apariencia gris es provocada porque sus tallos y hojas están cubiertos por escamas que son producto de los vellos muertos producidos por la planta. Estas escamas reflejan la luz y absorben la humedad y le permiten absorber mucha luz solar.

Sus raíces no disponen de radículas para absorber minerales y agua. Las variedades con hojas finas crecen en áreas lluviosos y las de hoja gruesa en áreas con sequias.

Florecen en primavera, con flores de tres sépalos rosados y tres pétalos azules.

Cuidados

Entre los cuidados que requieren estas plantas se tiene:

Luz

Requieren de luz solar indirecta o difusa en verano y solo aceptan el sol directo en invierno. Si se as tiene en el interior se deben de colocar en una ventana.

Aire

Requieren de una suave brisa fresca.

Riego

Se pueden empapar dos veces por semana cuando aún no desarrollan flores y más a menudo si el ambiente es cálido y seco. Se les debe permitir secarse entre riegos. En veranos se les debe rociar con agua una vez al día. Esto no sustituye las inmersiones en agua por una hora o bien, el dejarlas empapadas con una lata de riego. Luego, se les debe de sacudir para evitar la putrefacción. Si han desarrollado flores no se deben empapar.

Temperatura

Admiten temperaturas desde 10ººC hasta 30ºC. No toleran helada con excepción de la especie T. usneoides, que tolera heladas por la noche -10 °C.

Abono

Deben de rociarse con fertilizante para plantas de interior una vez cada dos semanas durante la primavera y el verano y una vez cada cuatro semanas en otoño e invierno. Se debe diluir el fertilizante a un cuarto de la concentración recomendada en el envase.

Floración

Algunas florecen con regularidad y otras cuentan con flores magnificas. Algunas suelen variar el color de las hojas cercanas a la flor del verde al rojo, esto es indicativo de una planta monocárpica, es decir, que solo producen flores antes de morir, pero, sus hijuelos continuarán viviendo.

Esquejes

Justo después de florecer el clavel del aire forma plántulas o hijuelos a su alrededor. Se les debe dejar el mayor tiempo posible porque la planta los desarrolla hasta formar una colonia.

Plagas

Es una de las plantas resistentes. Si se mantiene el cuidado adecuado no sufrirá por una plaga o una enfermedad.

Reproducción

Se reproducen de dos formas:

Polinización y producción de semillas: No pueden autofencundarse por lo que el polen debe venir de otra planta de la misma especie.

Por retoños: De una planta madre brotaran en el tallo nuevas plantas. Esto ocurre luego de la floración. Si se desean colonias se deben de retirar cuando estén completamente desarrollados para fijarlos a otras superficies. Si se desea una colonia, se debe dejar que se desarrollen junto a su madre.