Saltar al contenido

¿De dónde toman el alimento las plantas?

De donde toman el alimento las plantas
¿De dónde toman el alimento las plantas?
5 (100%) 3 votes

Las plantas son organismos autótrofos, es decir, fabrican su propio alimento a través de un proceso conocido como fotosíntesis. Para realizarlo solo requieren de la energía del sol, agua, dióxido de carbono y sales minerales, por esta razón, requieren de estas sustancias para tomar su alimento.

Fotosíntesis

Las plantas fabrican su propio alimento a través de la fotosíntesis. Para obtener sus propios alimentos deben tomar del ambiente agua, luz solar, dióxido de carbono y sales minerales del sustrato. Una planta para alimentarse solo necesitan de tierra y de agua.

Las plantas cuentan con una sustancia conocida como clorofila, esta absorbe la energía del sol y contribuye al proceso de fotosíntesis, el cual, produce azúcar y oxígeno.

¿Cómo se alimentan las plantas?

El proceso inicia cuando las raíces absorben el agua y las sales minerales que se encuentran en el suelo. Esta mezcla se conoce como savia bruta. Esta, es transportada por pequeños tubos conocidos como vasos leñosos que se encuentran en el tallo y se dirigen hacia las hojas.

En las hojas tiene lugar el proceso de fotosíntesis y la savia bruta para a convertirse en savia elaborada, el verdadero alimento de las plantas. Durante este proceso la savia bruta se mezcla con dióxido de carbono y sufre cambios en presencia de clorofila.

La savia elaborada entonces desciende por el tallo a través de los vasos liberianos y es transportada libremente por toda la planta.

Estos procesos se producen constantemente en un ciclo regulado por la misma planta. Como producto de la fotosíntesis, la planta desprende oxígeno.

Sales minerales

A diferencia de los animales que consumen materia orgánica, las plantas consumen materia inorgánica que luego transforman en su alimento. La absorción de elementos inorgánicos se da a través de las raíces y de las hojas.

Importancia del agua

El agua es de suma importancia para las plantas porque constituye hasta el 90% de los tejidos de las hierbas y un 50% de los tejidos de los árboles. La mayor parte del agua es destinada a elaborar el cuerpo del vegetal.

Una proporción menor es destinada a procesos metabólicos. Existen dos procesos que no pueden darse si no existe presencia de agua, la germinación y la fotosíntesis.

El agua es necesaria para disolver las sustancias minerales que se encuentran en el suelo, para que puedan ser absorbidas por las raíces. El agua es un solvente imprescindible en la alimentación de una planta.

Las plantas absorben el agua a través de tallos, hojas, flores y frutos, pero la mayor absorción se da a través de los pelillos absorbentes de las raíces.

Nutrientes no minerales

El carbono, el oxígeno y el hidrogeno son muy abundantes y pueden llegar a constituir el 90% del peso seco de una planta. EL hidrogeno interviene en menores cantidades aunque, es mucho más importante que otros elementos.

Nutrientes minerales

Los nutrientes necesarios para la planta se encuentran disueltos en el suelo. Estos son el nitrógeno, el fosforo, el potasio, calcio, magnesio y azufre y se conocen como macronutrientes.

Las plantas requieren de nitrógeno para crecer, desarrollar la clorofila y llevar a cabo la fotosíntesis. El fosforo es necesario para el desarrollo de las raíces y el crecimiento de los frutos mientras que el potasio es necesario para la respiración y el transporte de glucosa en la planta.

Otras sustancias conocidas como micronutrientes son el cloro, hierro, zinc, cobre, molibdeno y el boro.