Saltar al contenido

Ejemplos de injertos de plantas

Ejemplos de injertos de plantas
5 (100%) 2 votes

La comercialización de las plantas ha generado la necesidad de acelerar el proceso de reproducción y mejorar sus condiciones, de esta forma, pueden tener una mayor probabilidad de sobrevivir. Es por ello que el injerto significa una innovadora técnica de jardinería para garantizar la calidad de vida de las plantas frutales y ornamentales.

¿Qué es?

Es un proceso en donde las plantas se reproducen de forma artificial, con el único fin de que tengan menos probabilidad de enfermarse. Asimismo, estas pueden alimentarse de una forma más eficaz, adquieran mayor resistencia y el desarrollo de su ciclo de crecimiento es mucho más rápido que el de la reproducción natural.

Se da a partir de una célula madre de la planta en cuestión, lo que quiere decir que depende de un organismo ya existente. El injerto pretende propagar vegetativamente las plantas con fines comerciales tal como las ornamentales o frutales, siendo estas las que tienen mayor demanda.

Entre los tipos de injertos más utilizados están el escudete, que consiste en introducir un pequeño trozo de la corteza de la planta escogida bajo la del tronco de la planta patrón o planta dominante. De igual forma, existe el método de la hendidura en el que se injertan trozos de la planta secundaria en el tallo del patrón.

Además, también se puede hacer un injerto por aproximación cuando se unen dos plantas enteras con la utilización de amarres, esto sin importar que no sean de la misma familia. En ese caso, se estaría hablando de un híbrido.

Ejemplos de injertos de plantas

Naranjo: Es un árbol de naturaleza leñosa que es comúnmente injertado. Algunas de las técnicas utilizadas son las de realizar el proceso entre abril y septiembre para que produzca mejores frutos. Las ramas cortadas para el injerto deben tener generalmente de 20 a 30 centímetros de longitud.

Tomate: Al ser una planta con fines alimenticios, el tomate tiene una alta demanda de consumo que lo hace susceptible al injerto. De esta forma, se obtiene una mayor cantidad de producción. Además, cuando es injertado crece en mejores condiciones que de la forma natural.

Peral: Se trata de uno de esos ejemplares que pueden injertarse encima de árboles tal como el espino, el membrillo, el níspero, el acerolo, el serbal, entre otros.

Olmo: Es un grupo árboles que se caracterizan por ser injertados mediante la aproximación. Específicamente se utiliza el injerto para evitar una enfermedad común en los olmos llamada grafiosis, esta es una afección por hongos que impacta negativamente en su reproducción y les produce la muerte.

Manzano: También es un árbol bastante común de injertar, ya que su demanda comercial es bastante alta. Además, tienen la ventaja de que son parte de las plantas frutales con el injerto más fácil, puesto que se usa el método de la aproximación de dos plantas enteras ya existentes.

Jazmín: Los jazmines se injertan a través del empleo de la técnica de los esquejes, en el que se corta un trozo vivo de una planta y se siembra de manera que pueda desarrollarse con el debido cuidado. Este tipo de injerto proviene de la reproducción asexual.